Para ver mejor cada foto, haz click en ella y se ampliará.

jueves, 19 de octubre de 2017

212.- Ambiente de puerto

Un puerto de mar es algo especial. Éste es el Briggen de Bergen, en Noruega.
No encontramos ahora el bullicio que podemos imaginar en los tiempos en que la Liga Hanseática tenía su máxima actividad de comercio y defensa de las ciudades en las que se estableció, con idas y venidas entre los barcos y los almacenes; mozos que por hacerse un hueco en la organización soportaban duro trabajo y hasta malos tratos. Los que no aguantaban...no sé, pero el que daba la talla podía prosperar y conseguir un status de relevancia en la sociedad del momento.

Pero, como he dicho, un puerto es especial siempre. Un puerto es un puerto, incluso hoy y en éste se puede saborear un aire distinto.

Lo primero es la impresión del ordenado, hoy, desorden de antaño. Unas casitas, dicho con cariño más que por tamaño, pintadas de diferentes colores sede de aquellos negocios de los siglos XIV y XV que hoy son bares, tiendas...negocios, pero los de hoy en una de las ciudades con más turistas al año.
Delante de ellas y después de una calle abierta al tráfico, no de carretas, sino de vehículos a motor, un brazo del Mar del Norte acerca los navíos a la ciudad. Hasta aquí llega la corriente cálida del Golfo de México de forma que hace no ser tan crudo el invierno como podría uno esperar en estas latitudes.

Al otro lado se encuentra el mercado del pesado. Fresco donde los haya.
Sabor a mar, sabor a puerto.


miércoles, 18 de octubre de 2017

211.- La Hansa: Montañas de madera


La Hansa. Poderosa organización de comerciantes que operaban en el Bryggen de Bergen, Noruega.
Eran otros tiempos.
Hoy nos queda un barrio singular, Patrimonio de la Humanidad, por el que pasear, callejear, comprar y tomar un refrigerio.
Barrio entero de madera por ello reconstruido varias veces a lo largo de la Historia a causa de los fuegos que lo asolaban.
En esta foto, a la que he llamado "Montañas de madera", nos muestra la vista trasera. Otro día, por delante.

lunes, 16 de octubre de 2017

210.- Navegar hace más de cien años

Hablaba yo ayer con mis amigos Roberto Quevedo (@RobertoQueved10), Rafael Montemayor (@Luthier_Rafael) y Andrés Pérez (@CORNICULATUS) por Twitter de lo cerca de la Península Ibérica que está pasando el huracán Ophelia, de lo bien controlada que tenemos su trayectoria (incluso con predicción de horas), su intensidad... Los barcos que se hacen a la mar pueden saber todo eso y no acercarse a él. La tecnología nos lo permite.

Pero me ha surgido la duda de cómo capeaban el temporal hace un siglo o más. No disponían de tanta información antes de salir a navegar y si ya estaban en alta mar, aunque vieran el cambio del tiempo, las maniobras de un navío son lentas, por lo que imagino que su vagar por los dominios de Neptuno quedaría sujeto a la experiencia previa y la pericia, con una buena ración de valentía.

Dos ejemplos os presento de barcos singulares. Ambos los vi en Oslo, Noruega, el año pasado, pero los dos en el dique seco, por ser motivo de museo, culto y admiración de los que en ellos viajaron.

El primero es el barco vikingo. Barco a remo y velas. Es un barco muy poco profundo porque, si en su travesía era necesario, podían remolcarlo tierra adentro hasta encontrar otra vez el mar onavegar por los ríos. Los vikingos era un pueblo muy viajero y, a falta de GPS, pensaban y solucionaban.


Este ejenplar se encuentra en el Museo de los Barcos Vikingos en un magnífico estado de conservación.


Éste es el detalle de su proa en la que podemos admirar el labrado de la madera. Un trabajo admirable.

El segundo se llama Fram, "Adelante" en noruego. Probablemente sea el barco de madera más resistente que se ha construido. Es una goleta de tres mástiles que cuenta también con un motor de vapor. Su diseño es tal que, atrapado por el hielo, tenía que flotar con la placa y desplazarse más al norte, sin colapsar como ocurría con los otros de su época. Este barco estuvo en el Polo Sur y en le Polo Norte. Sus más renombrados capitanes fueron: Fridtjof Nansen, Otto Sverdrup y Roald Amundsen.
Podemos visitarlo en el Museo del Fram.


Aquí vemos un detalle de la proa.


 La campana.


 Los tres mástiles y los botes salvavidas.

sábado, 14 de octubre de 2017

209.- Preikestolen


A 604 metros sobre el fiordo de Lyse se alza majestuoso Preikestolen, la Roca del Púlpito.
Visto desde abajo sólo es un trocito de 25x25 metros.
 


208.- Castillo de Urquhart y lago Ness. Escocia.


Castillo de Urquhart y lago Ness. Escocia.
Urquhart castle and Nessloch. Scotland.

viernes, 8 de septiembre de 2017

207.- Callejuelas de Edimburgo


Es Edimburgo una ciudad acogedora que luce su historia por todas partes.

En la parte más alta de su centro hitórico, la Ciudad Vieja, está el castillo de inconfundible y fuete figura y delante de su puerta se extiende una bulliciosa calle, the Royal Mile (la Milla Real, de algo más de 1800 metros que parece que dio origen a la una medida, la milla escocesa), en la que no faltan las tiendas de ropa (nunca veréis tanto cuadro junto, el escocés, claro), otras de comida, pubs, la catedral de St. Giles y otras iglesias con culto y gente, mucha gente.

Lo de "Milla" es por su longitud y "Real" porque era el camino que los reyes escoceses habían de recorrer entre el castillo y el Palacio de Holyroodhouse, en la plaza del Parlamento.

Pues bien, esta calle se diría que esta calle discurre por "la cuerda" de una montaña desde el este (en el castillo) hasta el oeste (en el palacio), lo que hace que aparezcan calles, callejuelas o callejones, como el de la foto, que nos llevan a la Ciudad Vieja, hacia el sur, y a la Ciudad Nueva, hacia el norte.

jueves, 7 de septiembre de 2017

206.- Djupvatnet



Lagos como espejos entre montañas no muy altas moteadas de nieve, aguas puras y cristalinas y el sol reluciente.
Es Djupvatnet, uno de ellos.
Una sucesión de lagos glaciares a lo largo de la serpenteante carretera.
Todos juntos más abajo serán parte de uno de los fiordos más maravillosos que uno puede conocer: Geiranger

NOTICIAS


La chica y el guardia

Mitad y mitad

Calle 1

La Torre

Alter Markt, Salzburg